Aceites Corporales

Descubre nuestra amplia gama de aceites corporales para hidratar y suavizar tu piel en profundidad.

En nuestro catálogo tenemos todo tipo de aceites corporales, desde aceite reafirmante y aceite antiestrías hasta aceite seco corporal, entre otros.

Si tienes alguna duda sobre nuestros productos corporales, no dudes en consultarnos. En Cosmética Mímate te asesoramos en todo momento, ofreciendo una atención personalizada con el objetivo de brindarte el mejor aceite corporal para tu piel.

¿Qué es el aceite corporal?

Los aceites corporales son un tratamiento nutritivo que protege e hidrata tu piel en profundidad gracias a su alta concentración en ácidos grasos y vitaminas. 

Una de las características que convierten a los aceites corporales en uno de los productos corporales más populares es su composición.Aquellas que busquéis ingredientes naturales y evitéis las formulaciones químicas, encontraréis en estos productos a vuestro mejor aliado. 

La mayoría de los aceites corporales tienen un origen orgánico, ya que sus componentes son extraídos directamente de frutos, flores o vegetales que están libres de agentes químicos.

Además, su textura fluida facilita su absorción y aplicación, por lo que se convierte en un producto perfecto para utilizar en cualquier ocasión.

¿Por qué usar aceite corporal?

En muchas ocasiones nuestra piel puede verse expuesta a diversos factores ambientales que afectan a su salud.

El verano es una de las estaciones en la que más tiempo pasamos al aire libre. La exposición al sol y al aire es mayor, por lo que es normal que nuestra piel muestre irritaciones, quemaduras y una textura más seca, entre otras condiciones.

Por este motivo es crucial prestar especial atención al cuidado de la piel durante estos meses del año. Utilizando aceites corporales de forma cotidiana, ayudarás a regenerar e hidratar en profundidad tu piel.

Además, los principios activos de nuestros aceites corporales le devolverán la vitalidad y la luminosidad a tu piel, potenciando de esta manera el bronceado y la sensación de piel jugosa que tanto nos gusta lucir en verano.

Beneficios de usar aceite corporal

Existen diversas razones por las que cuidar de tu piel con aceites corporales es la mejor opción:

  • Hidratación de la piel. La capacidad de hidratación de estos aceites es superior a la de otros productos de cosmética. Realizando su aplicación mediante masajes circulares, obtendrás una absorción inmediata y una piel increíblemente suave.
  • Durabilidad. Las propiedades de los aceites corporales hacen que estos se sellen mejor en la piel, resistiendo más lavados y duchas que otros productos hidratantes.
  • Combaten el estrés. Utilizados con frecuencia en masajes terapéuticos, los principios activos de los aceites corporales le devuelven a la piel la luminosidad y vitalidad perdidas en épocas de estrés.
  • Mayor aprovechamiento.Gracias a su textura fluida, la cantidad que se suele utilizar en cada aplicación es menor que en las cremas hidratantes. De esta manera, el producto dura más tiempo y ahorras más dinero.

¿Cómo lo aplico?

La forma ideal de aplicar los aceites corporales en nuestro cuerpo es poniendo unas gotas en nuestras manos y realizando masajes circulares, haciendo especial incidencia en las zonas más sensibles del cuerpo.

De esta manera nos aseguramos de una correcta absorción del producto y una piel totalmente suavizada.

¿Cuándo es recomendado su uso?

Por lo general, se recomienda aplicar el aceite para el cuerpo justo al salir de la ducha, cuando la piel aún está un poco húmeda.

Esto permitirá que el uso del aceite sea más eficaz, ya que penetrará mejor en nuestra piel.

Si prefieres combinarlo con una crema corporal, lo ideal es que apliques el aceite después de la crema.

Después de su aplicación conviene esperar alrededor de 5 minutos antes de vestirse, para evitar dejar restos del producto en la ropa.

Diferencias entre loción corporal y aceite

Aunque ambas son opciones estupendas para la hidratación corporal, es probable que las características de cada una beneficien de forma diferente a tu piel.

Por esta razón te explicamos cuáles son las principales diferencias entre las lociones y los aceites corporales y cuál se adapta mejor a tus necesidades.

  • Loción corporal. Una de las ventajas de las lociones corporales es que estimulan la renovación natural de las células de la piel.A día de hoy, muchas lociones incorporan entre sus ingredientes el ácido hialurónico y las ceramidas, que ayudan a mejorar la retención de agua en la piel.La alta proporción de agua en su formulación permite que las lociones corporales penetren a un nivel de la epidermis más profundo, por lo que los efectos a largo de plazo de su aplicación serán más visibles.
  • Aceites corporales. Gracias a sus propiedades, actúan como una barrera protectora en la piel y la ayudan a recuperar la humedad perdida. Además, los componentes del aceite corporal suelen tener un origen vegetal y natural, por lo que la piel los asimila mejor gracias a la estructura de sus lípidos. Esta es una ventaja especialmente importante para aquellas personas con pieles mixtas y grasas, ya que reducirá la producción de grasa en su piel y facilitará la absorción del producto.

Como ya has visto, cada uno de estos productos cumple una función diferente. Sin embargo, a pesar de sus diferencias, muchos expertos recomiendan combinar o alternar su uso para un cuidado más completo de la piel.

Te recomendamos que en este caso, apliques primero una loción corporal y después te pongas aceite corporal, haciendo especial hincapié en las zonas más sensibles y secas del cuerpo, como pueden ser los codos, los pies o las rodillas.

Si necesitas encontrar el mejor aceite corporal que se adapte a las necesidades de tu piel, en Cosmética  Mímate tenemos a tu disposición todo tipo de productos, como el aceite seco corporal, el aceite adelgazante o el aceite corporal para bebés.

No dudes en consultarnos cualquier duda que tengas acerca de nuestros artículos, estamos a tu disposición para ofrecerte la mejor atención.

Exfoliantes

Pastillas Jabón

Cremas hidratantes