Cremas hidratantes y lociones corporales

Descubre nuestra línea de crema hidratante y loción corporal para el cuidado de todo tipo de pieles. Desde crema hidratante para piel mixta, como crema para piel reseca y crema hidratante para piel sensible.

En Cosmética Mímate nos preocupamos por la salud de tu piel, por lo que te ofrecemos una atención altamente personalizada para hacerte llegar sólo los mejores productos. Si tienes alguna duda sobre nuestras cremas hidratantes y lociones corporales, no dudes en contactarnos.

¿Cómo sé si tengo la piel deshidratada?

La piel deshidratada se caracteriza por una sensación intensa de tirantez, que incluso puede derivar en descamaciones.

Cabe destacar que una piel deshidratada no tiene que ser necesariamente una piel seca. Se dan muchos casos en los que una piel con superficie grasa presenta síntomas de deshidratación, por lo que conviene utilizar productos como crema hidratante para piel mixta.

Causas de la deshidratación cutánea

Existen diversos factores que pueden desencadenar la deshidratación de la piel, entre ellos:

  • La falta de hidratación. El papel del agua en nuestro organismo es fundamental. Si no consumimos la cantidad suficiente, la salud de nuestra epidermis se verá afectada.
  • Factores emocionales. El estrés o el cansancio también pueden generar estados de deshidratación en nuestra piel.
  • Cosméticos. El uso de productos cosméticos con formulaciones químicas demasiado agresivas, así como detergentes o desecantes, pueden afectar negativamente a los niveles de hidratación de nuestra piel.
  • Agentes nocivos. El consumo de productos como el tabaco o el alcohol favorecen la deshidratación de nuestro organismo, influyendo en la salud de nuestra epidermis.
  • Tratamientos farmacológicos. Algunos medicamentos como los destinados a controlar problemas de acné o colesterol, provocan que los niveles de agua de nuestra piel se vean afectados de manera significativa.

¿Por qué usar cremas hidratantes y lociones corporales?

  • Reparación de los daños causados por la exposición solar.
  • Hidratación.
  • Atenuación de las pequeñas marcas y cicatrices.
  • Rejuvenecimiento.
  • Prevención del envejecimiento.
  • Rejuvenecimiento de los tejidos.

Beneficios de usar cremas hidratantes y lociones hidratantes

Son muchas las ventajas de usar cremas y lociones corporales para nuestra piel. Algunas de ellas son:

  • Nutrición y regeneración. Los componentes de estos cosméticos mantienen tu piel constantemente nutrida y ayudan a regenerar los posibles daños que ésta padezca.
  • Suavidad.El efecto de las cremas y lociones hidratantes será especialmente visible en aquellas pieles que sean secas por naturaleza, ya que borrarán la textura áspera de la epidermis y le aportarán un gran nivel de suavidad.
  • Tonificación. El uso de estos productos le aporta a la piel una mayor elasticidad y vitalidad.
  • Protección. Cada vez son más las marcas que tienen disponibles gamas de productos hidratantes con protección SPF incorporada, algo indispensable para proteger la salud de nuestra epidermis de la radiación solar.

¿Cómo aplico las cremas hidratantes?

Gracias a su alta concentración en aceites, la consistencia de las cremas hidratantes es ideal para pieles secas y sensibles.

Generalmente los expertos recomiendan usar la crema para piel reseca de forma diaria, con el objetivo de potenciar sus efectos a largo plazo.

Lo ideal es que apliques la crema corporal justo al salir de la ducha, ya que de esta manera la piel se encontrará lo más limpia posible, facilitando la absorción del producto.

¿Cómo aplico las lociones corporales?

La loción corporal contiene un mayor nivel de agua en comparación con las cremas hidratantes, por lo que su viscosidad es menor. 

Esto lo convierte en un producto ideal para aquellas que tengáis pieles mixtas o grasas y queráis evitar una sensación pringosa después de su aplicación.

Se recomienda también efectuar su aplicación después del baño, mediante masajes circulares alrededor de todo el cuerpo.

Diferencias entre piel deshidratada y piel seca

Aunque muchas puedan pensar que tener la piel seca y deshidratada es lo mismo, lo cierto es que son condiciones completamente distintas. 

A continuación te explicamos las principales diferencias entre una y otra:

  • La piel seca presenta de manera general estos tres síntomas: irritación, tirantez y rojeces o descamación. Estas pieles suelen ser ásperas al tacto y les falta luminosidad. También presentan a largo plazo arrugas y líneas de expresión prematuras.Con los climas fríos suelen sufrir más, ya que el viento, las temperaturas bajas y la sequedad de la calefacción acentúan su gravedad.La opción ideal para tratar una piel seca es limpiarla siempre con leches limpiadores y productos suaves que no alteren demasiado la piel,combinándolos con crema para piel sensible con rojeces.
  • La piel deshidratada es un estado de la epidermis en la que esta ha perdido agua, provocando una alteración en la función barrera. Estas pieles presentan una falta de luminosidad, pero en comparación con las pieles secas, no presentan una textura áspera.La mejor forma de combatir una piel deshidratada es elegir una crema corporal fluida que contenga ácido hialurónico o ceramidas. Es bastante común que muchas personas presenten problemas de deshidratación aun teniendo la piel con tendencia sebácea, por lo que en estos casos recomendamos el uso de crema hidratante para piel grasa.

En Cosmética Mímate nuestro objetivo es ofrecerte siempre productos de la máxima calidad. Nuestras cremas hidratantes y lociones corporales te garantizan un cuidado y nutrición de tu piel constante.

Exfoliantes

Pastillas Jabón

Aceites Corporales